El Amor del Padre Celestial

 

¿Ustedes quieren mucho   a sus hijos?
La creación es amor de Dios para ti.  Como papá y mamá preparan el ajuar para la llegada de un hijito, Dios nos preparó la creación. Ya pensaba en ti antes de la creación; debemos amar, cuidar y disfrutar de la naturaleza y a través de ella bendecir y alabar a nuestro Padre Dios.
Dios es verdadero Padre porque te engendró, te creó, te cuida y te sigue acompañando. Eres un pensamiento del Padre Celestial.
Su inmenso amor prepara para ti una mansión eterna en su casa y te invita a cumplir su ley para que llegues allá y envió a su Hijo Amado Jesucristo para que nos rescatara y nos da también el Espíritu Santo,  dador de paz, de amor y  de alegría.
El Padre Celestial te ama mejor, que la mejor mamá y con ella se compara “como un niño a quien su madre consuela”. Is. 49-14:  “ ¿Es que puede una madre olvidarse del hijo de sus entrañas..?”. Dios nos ama con predilección a cada uno; “como el Padre me ama, así os he amado yo”, y Jesús fue amado con predilección: “Aunque se corran los montes mi amor no se apartara de ti”, es la promesa del Padre Celestial.
CONSECUENCIAS DEL AMOR DE DIOS:
Merece nuestro amor, hay que ser obedientes a Papá Dios y al sentirnos amados, decirle yo también te amo con todo mi corazón.
El amor de Dios nos compromete a llevar su Palabra, a aceptar su Divina Voluntad, a ser obedientes. Cuando Dios prohíbe algo, es su amor el que ordena. Cuando un niño va caminando sus  padres le retiran los obstáculos para que no vaya a tropezar, no se vaya a maltratar y cuando alguien tropieza, el tiende la mano para levarle, pero debes estar pendiente de la mano tendida para no dejar que se aleje sin levantarte. El amor de Dios también nos compromete a amar a nuestros hermanos.

 

Luis Duván Pérez Aguirre Pbro.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

La imagen contenida en este artículo esta bajo la licencia creative commons: Reconocimiento-Nocomercial-Compartir igual, copiada de la página web:  http://expresandomisentir.blogspot.com/2009/04/amor-de-dios-e-instrucciones-para-la.html


La Fuerza en la Debilidad

 

2Co. 12,7:

“Un emisario de satanás me apalea y me ha metido una espina en la carne. Tres veces le he pedido al Señor verme libre de el y me ha respondido: te basta mi gracia. La fuerza se realiza en la debilidad. Por eso vivo muy contento en medio de mis debilidades de los insultos, persecuciones, privaciones y dificultades sufridas por Cristo. Porque cuando soy débil entonces soy fuerte”.

 

 

REALIDAD

 

 

Muchas familias y personas participan de realidades duras. Cuando un constructor de barcos fabrica un buque lo hace no para guardarlo sino para lanzarlo al mar, para que resista las tormentas, tempestades, largas travesías; en eso piensa el constructor mientras construye.

¿Cómo fortalecer a los hijos? No solo alimento corporal, sino espiritual, fortaleciendo la fe. El cristiano que asume el Evangelio en serio, debe prepararse para la prueba no de Dios sino del mundo que odia a los que aman fielmente al Señor. Claro que Jesús también nos da promesas: “yo estaré con vosotros todos los días hasta el fin del mundo”.

Como humanos queremos que las persecuciones desaparezcan y podemos pedirlo a Dios, pero también podemos escuchar de Dios aquella misma respuesta “mi gracia te basta”, la fuerza, la paz, el amor, la alegría.

Si quieres encontrar agua tienes que cavar hondo.

Una roca es la morada de un manantial. En un día nublado aunque no veamos directamente el sol porque está oculto tras las nubes, su luz se filtra y sabemos que está allí. Así es la noche oscura; en la dificultad Dios está con nosotros, su palabra y su promesa son suficientes para confiar en El.

Pensemos cuando un niño viaja al lado del papá en un vehículo que entra en un túnel oscuro; a ese niño le es suficiente para no tener miedo saber que viaja con su papá, que está junto a él.

¿Ha aprendido algo muy importante que no haya sido con esfuerzo y sacrificio?

Luis Duván Pérez Aguirre Pbro.
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 


Devoción al Espíritu Santo

 

 

(Hch. 2, 1-4)

Este es el discípulo que da testimonio de todo esto y lo ha escrito.

Juan fue instrumento del Espíritu Santo, con su Evangelio; y el Espíritu Santo espera que cada uno de nosotros también lo sea.

A veces la vida del cristiano se vuelve superficial en la fe, se va convirtiendo como en carbones fríos. “Aviva el fuego que Dios ha puesto en ti”, el Espíritu Santo es quien enciende el fuego del fervor Divino.

El Espíritu Santo es el gran artista “Creador Sempiterno  de las cosas”. Toma a un pasto humilde y lo convierte en profeta y rey. Toma a 11 hombres ignorantes  y llenos de miedo y los hace maestros del Evangelio.

Déjate transformar, déjate quemar si quieres alumbrar.

Creo que en nuestra vida debemos contar más con la asistencia del Espíritu Santo.

La primitiva Iglesia no tomaba ninguna decisión de importancia sin pedir y recibir la orientación, del Espíritu Santo; Él es una fuente de valentía.      “Dios no nos ha dado un Espíritu de cobardía sino de fortaleza”.

El Espíritu Santo  es fuente de alegría y de sabiduría.

¿Quiénes reciben el Espíritu Santo? Hch. 5,32

“Dios lo da a quienes le obedecen”. Quienes se esfuerzan por cumplir la voluntad Divina.

Entre los dones que debemos al Espíritu Santo, está del don de Piedad, que nos lleva amar a Dios con amor de hijos agradecidos y a llamarlo Padre Querido.

Así hemos de reconocer que un verdadero Cristiano es, un alma, un cuerpo y el Espíritu Santo.

El Papa Juan Pablo II  rezaba la oración al Espíritu Santo  todos los días, y en su legado de gran evangelizador del mundo, se puede ver claramente la inspiración divina que recibía de el.

Donde el Espíritu Santo habita allí trabaja enseñando, transformando y cultivando virtudes, los valores que presenta el Evangelio.

El Espíritu Santo  hace que pidamos perdón, es maestro de oración, nos inclina hacia el bien  y nos da la constancia para hacerlo, Él es Sabiduría Divina.

Dios se manifiesta en el pasaje de la zarza, como un fuego que arde sin consumir la vida.

 

Desde el amor de Dios, Nuestro Padre, te invito:

Hazte muy amigo(a) del Espíritu Santo. Invócalo constantemente y obedece a sus inspiraciones.
Luis Duván Pérez Aguirre Pbro.
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
La imagen de este articulo se encuentra bajo una licencia Atribución-No comercial-Compartir igual. Creative Commons. descargado de la página web: http://hermanoslibresdepecado.blogspot.com/2010/08/la-paz-de-dios-sobrepasa-todo.html

 


Donación de la Vida




 

Estando Jesús sentado frente a la urna de las ofrendas del templo observaba a la gente; muchos ricos echaban donaciones en cantidad. Se acercó una viuda pobre y echó 2 monedas. “Todo lo que tenía para vivir”. Caso similar a la viuda de Sarepta en relación con el profeta Elías.

Dice el arcángel Rafael en la Sagrada Escritura, libro de Tobías: “Mejor es hacer limosna que atesorar dinero. La limosna libra de la muerte y limpia del pecado, alcanza la misericordia y la vida eterna; hace a las personas agradables a Dios”; la caridad, hace que la persona de fe y de corazón puro agrade a Dios.

Los pobres son más generosos, porque dan de su propia vida y Dios da conforme a la generosidad que ve en cada cual, como lo hace entender una composición literaria que relata la tacañería  de un hombre que lleva trigo  en un a mochila y al encontrar  en su camino a un mendigo que le pide alimento, le da tres granitos de trigo. Ya en casa al vaciar el trigo se da cuenta que tres de los granitos son de oro y piensa que perdió la oportunidad de obtener muchos granos de oro. Somos portadores de grandes riquezas y Dios siempre recompensa nuestra generosidad.

Hay que servir con amor. La vida, si bien hay que cuidarla para que sea saludable para servir y para llevar el Evangelio, es un tesoro que hay que repartir con generosidad. Es más feliz quien da, que quien recibe.

 

 

luis Duván Pérez Aguirrre Pbro.
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
La  imagen que contiene de este articulo esta bajo la licencia creative commons: Reconocimiento- No comercial- Compartir igual. Compartido por la página web: http://www.conplumaypapel.com/2011/10/lo-que-yo-hare-armando-arzalluz.html.

 


Carismas en María la Llena de Gracia

 

Jn.2, 1-11

 

Dios preparó una morada digna del Espíritu Santo, Dios la preparó con su poder.

María  es modelo de la Iglesia en la acogida al Espíritu Santo.

El arcángel dice: “El Espíritu Santo vendrá sobre ti”.

Cristo dice a los apóstoles y discípulos reunidos: el Espíritu Santo vendrá sobre ustedes y serán mis testigos hasta los confines de la tierra.

En los dos casos  el Espíritu Santo es el que actúa, es el que fecunda a María y  a la Iglesia, la llena de gracia, es la llena del Espíritu de Dios, la llena de los dones del Espíritu Santo. María es modelo de acogida a la Palabra que se hace vida;  ella tiene el don de la fe fuerte. En la anunciación Isabel, también guiada por el Espíritu Santo, le dice a María: “Dichosa tú que has creído”. Aspiremos al don de la fe, tan abundante en María, por el cual nos atrae los regalos del Señor.

Pidámosle María, mujer de fe, nos atraiga en el amor que nos tiene, esa fe tan grande de hija predilecta del Padre Celestial, por su obediencia.

La virgen María, como en Caná de Galilea, consigue milagros del Padre Celestial y de su Hijo Muy Amado y de su esposo el Santo Espíritu; no hay nadie que tenga un carisma de intercesión tan fuerte como María; lo vemos manifestado en los santuarios de Lourdes, Guadalupe, Chiquinquirá y en los templos y lugares más cercanos a nuestras vidas; María tiene el carisma de evangelizadora, acoge la palabra da a luz al mundo a Jesús y esa es también nuestra tarea, recibir, gestar, vivir, dar a Jesucristo.

Ayer notó que faltaba el vino. Hoy sigue diciendo les falta vida, amor, paz, alegría, les falta el pan de cada día.

CARISMA DE PROFETA: “Desde ahora me felicitarán todas las generaciones”.   La Madre del Cielo, quiere que seamos obedientes a su Hijo Muy Amado y que seamos imitadores de la Madre Celestial, en su fe, en su caridad, pureza, serenidad, alegría, contemplación, consagración plena, evangelización y fortaleza.

 

 

Luis Duván Pérez Aguirre Pbro.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

la imagen de este artículo esta registrada bajo una licencia creative commons: Creative Commons License copia de la página web:http://caminosdeconversion.wordpress.com/2011/12/16/medjugorie-y-la-navidad