Somos Misioneros

Han oído decir que todo bautizado es un misionero.
 
El día del Bautismo fuimos consagrados como sacerdotes, profetas y reyes, pero muchas personas no ejercen su consagración bautismal.
Dios Padre Celestial, que quiso necesitar de Moisés para conducir a un pueblo a través del Mar Rojo y del desierto y quiso necesitar de María para darse a conocer en su amado Hijo Jesucristo, quiere necesitar también de tí, como un pequeño  o un gran misionero. Necesita de tus manos, de tus pies, de tu voz, de tus ojos, de tu amor, de tu inteligencia. ¿A cuántas personas querrá  llegar Dios a través de ti? ¿Estaremos llevando el agua de vida a los hermanos? .Cómo puedes ser un misionero o una misionera? Con tu forma de vivir en obediencia a la Palabra del Señor y comunicando con tus palabras el Amor de Cristo. La oración también está ligada a la misión. Los frutos de la misión son del Espíritu Santo a través de  personas que saben colocarse ante su presencia. La oración va dirigida a Dios para que actúe tocando corazones para que se  abran a la conversión y para que derrame su rocío y dé crecimiento a la Palabra sembrada en el corazón. Pídele a Dios te capacite como misionero.
 
La oración es eficaz en la misión. Recuerdo alguna vez  que fui a una misión, y en un poblado llamado Remolino debía esperarnos un campero pero cuando llegamos ya el carro había partido, y se nos dejó razón, volvería pasando 9 horas. Hablamos con el párroco y nos abrió el templo y pasamos por lo menos 6 horas en oración, aquella fue una gran misión, caracterizada por abundantes frutos.
Mi corazón llegó primero, dijo un anciano sacerdote; la fuerza del evangelizador radica en Cristo Jesús, pero depende también de tu fe y  de la pureza de tu corazón. Lo que verdaderamente puede convencer es tu estilo de vida en obediencia a la Palabra y tu experiencia con Jesús: “vayan cuenten lo que han visto y oído”; acojamos el envío misionero. Pongámonos en camino.
Nuestra misión es regar semillas de santidad….
 
Luis Duván Pérez Aguirre Pbro.
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
 
 
La imagen contenida en este artículo esta registrada bajo la licencia Creative Commons: Reconocimiento-Nocomercial. Extraida de la página web: http://uncatolico.com/imagenes-catolicas/galeria/page/6 
 
 

LA EUCARISTIA

           
 
Muy de madrugada fue María Magdalena al sepulcro.
El amor la hace correr presurosa, busca el cuerpo de Jesús a quien llama:

"EL Amor de mi Alma".

Debe existir en nosotros similitud; tanto más, cuanto sabemos que Jesús está vivo en la Eucaristía,  y buscarlo con afán y con amor.
 
Cuando Jesús ve esa fidelidad y amor, sale al encuentro de María Magdalena y permite que se abrace a sus pies y a nosotros nos permite hacernos Sagrarios Vivos.
 
A la Magdalena le encomienda una misión: Vaya comunique que estoy vivo, “que vayan a Galilea que allí Me verán”.
La vida del cristiano debe girar en torno a la Eucaristía, como los planetas alrededor del sol. Si un planeta se sale de su órbita será su caos y destrucción y también afecta a quienes tropiecen con el.
Quien vive verdaderamente la Eucaristía, manifiesta una fe auténtica; lo contrario, manifiesta la debilidad de la fe.
 
Luis Duván Pérez Aguirre Pbro.
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
 
 
La imagen contenida en este artículo esta registrada bajo la licencia Creative Commons; Reconocimiento-Nocomercial.
de la página web: http://uncatolico.com/imagenes-catolicas/galeria/page/32
 

Conversión- Cambio

                        
Les decía también: «Yo os aseguro que entre los aquí presentes hay algunos que no gustarán la muerte hasta que vean venir con poder el Reino de Dios.» Seis días después, toma Jesús consigo a Pedro, Santiago y Juan, y los lleva, a ellos solos, aparte, a un monte alto. Y se transfiguró delante de ellos, y sus vestidos se volvieron resplandecientes, muy blancos, tanto que ningún batanero en la tierra sería capaz de blanquearlos de ese modo. Se les aparecieron Elías y Moisés, y conversaban con Jesús. Toma la palabra Pedro y dice a Jesús: «Maestro, bueno es estarnos aquí. Vamos a hacer tres tiendas, una para ti, otra para Moisés y otra para Elías»; -pues no sabía qué responder ya que estaban atemorizados-. Entonces se formó una nube que les cubrió con su sombra, y vino una voz desde la nube: «Este es mi Hijo amado, escuchadle.» Y de pronto, mirando en derredor, ya no vieron a nadie más que a Jesús solo con ellos.
 
Y cuando bajaban del monte les ordenó que a nadie contasen lo que habían visto hasta que el Hijo del hombre resucitara de entre los muertos. Ellos observaron esta recomendación, discutiendo entre sí qué era eso de «resucitar de entre los muertos.» Y le preguntaban: «¿Por qué dicen los escribas que Elías debe venir primero?» Él les contestó: «Elías vendrá primero y restablecerá todo; mas, ¿cómo está escrito del Hijo del hombre que sufrirá mucho y que será despreciado? Pues bien, yo os digo: Elías ha venido ya y han hecho con él cuanto han querido.Mc. 9,2-13.
 
Hagámonos según Cristo.
 
A través de la Palabra de Dios y de la Luz del Espíritu Santo, Dios quiere hacernos comprender que debemos buscar un cambio, una transfiguración y al mismo tiempo una experiencia de contemplación de Dios muy cercana.
“Dejaos transformar por la renovación de la mente”; pero desde el alma. Cambiar según la imagen, que es Cristo. Cambiar el pensar, el sentir, cambiar el obrar.
Cómo es Jesucristo: Él es fiel, vive en unión con el Padre Celestial, El es amor, santidad, obediencia, sacrifico, es misericordia.
 
Leer más...

ADVIENTO - MISION

En Nazaret, hace 2000 años, estaban en misión permanente. Los misioneros eran papá y mamá en cada familia y todas las personas  iban comprendiendo las Sagradas Escrituras, como cumplimiento de aquel envío hecho por el Padre Celestial, “guarda estas palabras y mandatos que te entrego hoy; inscríbelos en tu corazón. Repítelos a tus hijos tanto estando en casa, como yendo de camino, tanto al anochecer como al amanecer”. En aquel tiempo las personas se acostaban a descansar muy temprano, para economizar aceite, pero antes de acostarse se escuchaba la Palabra del Señor y se oraba.
 
Leer más...

Velar - Vigilar


Mc. 13, 33-37

JUBILEO

Velar, en sentido literal significa renunciar voluntariamente al sueño ya sea para realizar un trabajo o para cuidar de algo que es importante. En el caso de nuestra vida cristiana, se trata de vigilar porque no se  sabe el momento cuando venga Jesús cuando tengamos que partir de este mundo, y mientras tanto, trabajar para crecer en nuestra vida cristiana......

 

Leer más...