La familia

 

 

LA FAMILIA

 En todos los hogares y comunidades se debe estar fortaleciendo la unidad, y las personas, no solo una, todas las personas deben colaborar para conseguir la unidad familiar, compartiendo la alegría y el amor, las tristezas, dificultades y preocupaciones, sin descuidar cada una sus propias responsabilidades.

Como un jardín

La familia debe ser como un jardín cuidado, cultivado por todos. Muchas familias resultan como un jardín descuidado, desprotegido al que le falta el riego del amor y del respeto al que hay que quitarle la maleza del maltrato, del resentimiento, del odio y de la infidelidad, para que vuelva a florecer.

Nuestro mirar debe ser limpio, nuestro pensar y sentir en fidelidad a Dios y a los compromisos que hemos adquirido delante de Dios.

Vivir con Jesús

Un hogar solo puede permanecer en amor, alegría y paz, unido a Jesucristo. Dice el Señor: “Sin mí nada pueden hacer” pero, ¿qué significa vivir con Jesús? Quiere decir, guardar su Palabra, esto es, cumplir los Mandamientos, leer y meditar su Divina Palabra y meditar es reposar en la mente y en el corazón, como rumiar un alimento. Vivir con Jesús es ser personas de oración para darle gracias, para alabar a Dios por sus obras, para pedir perdón, para presentarle todas las necesidades; quien vive así fácilmente puede perdonar. Un hogar que vive con Jesús, será como dice el mismo Dios, como una casa edificada sobre firme roca, que no pueden afectarla ni las tempestades, ni las aguas crecidas.

Desde el amor de Nuestro Padre Celestial, te invito a emprender y a continuar la tarea de reconstruir en Jesús tu hogar. El amor verdadero no causa dolor, el que ama de verdad, busca el bien de la persona amada. Desarma tu corazón, busca el diálogo, confiesa tus pecados y recuerda lo que dice Jesús; “Sin mí nada pueden hacer, pero unidos a mí darán mucho fruto”.

 

Pbro. Luis Duván Pérez Aguirre

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.