A Quien Debemos Obedecer: ¿A Dios o a Los Hombres?

 

A QUIEN DEBEMOS OBEDECER: ¿A DIOS O A LOS HOMBRES?

La Eutanasia

La Eutanasia  consiste en realizar una acción para poner fin a la vida de personas moribundas, enfermas o disminuidas. Pero es necesario hacer claridad, hay casos que parecen eutanasia y no lo son:

El caso de una anciana y el de un sacerdote

Una señora de 72 años, al escuchar de un medico el diagnóstico: Tiene usted un tumor canceroso, dijo: “He visto el sufrimiento de mi esposo tratando de superar un cáncer que finalmente le produjo la muerte. Ya he vivido lo suficiente y he decidido hoy, que no  voy a someterme a ningún tratamiento y pido a mis hijos que cuando ya me vean muy grave, no me coloquen un respirador artificial para prolongar mis días aquí en la tierra, pues se que me aguarda el cielo. Este caso no es eutanasia, pues no se ha pretendido provocar la muerte, aunque se aceptó no poder impedirla.

A un sacerdote de 94 años que había recibido un marcapasos hacia 20 años,  el medico le dijo que necesitaba una nueva intervención, pues el dispositivo estaba descargado. El respondió: “mi padre, mi madre y mis diez hermanos deben estar preguntándose en el cielo:” ¿que será que Martiniano que no llega? Yo no quiero otro marcapasos” no es este un caso de eutanasia. El Apóstol Pablo, Santa Teresa y Juan Pablo II querían morir para ir a reunirse con Dios, pero no hacían nada en contra de su vida para acortar sus días y evitar el sufrimiento.

¿Qué es la Eutanasia?

La Eutanasia consiste en realizar una acción para provocar la muerte y suprimir el dolor; la Eutanasia es un empujoncito, ya sea a través de una inyección o de otro recurso que acelere el momento de la muerte evitando el dolor.

La Eutanasia es un crimen, así tenga aprobación legal, que me recuerda el titulo de una película: “Con licencia para matar”.

La Eutanasia se plantea también como un recurso fácil de algunos estados para solucionar problemas de la salud, echándoles tierra.

Un verdadero creyente

El verdadero creyente, respetuoso de las leyes divinas, ya sea un enfermo, familiar de un paciente o trabajador de la salud, no puede aceptar la Eutanasia, así esta llegue a tener probación legal.

 

Pbro. Luis Duvan Pérez Aguirre

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.