Actos de amor

 

ACTOS DE AMOR A DIOS, AL PADRE CREADOR

Otra ingeniosa frase de la Iglesia Católica para hacer reflexionar a las personas y acercarlas a Dios es: "¿Piensas que la Gioconda es asombrosa?, deberías ver mi obra maestra: mírate al espejo". Att: Dios.

Decía San Bernardo:

“Si una obra de arte pudiera amar, amaría al artista que la hizo; quiero amar a mi Creador, no solo porque me dio la vida sino porque me llenó de cualidades. Nuestro más grande ideal debe ser amar a Dios y hacer que los demás también lo amen; se trata del Mandato Divino “Amarás al Señor tu Dios, con toda tu mente, con todo tu corazón, con toda tu alma y con todo tu ser”

 

¿Cómo amar a Dios de verdad?

Cumpliendo los Mandamientos; dice Jesús: “Quien me ama guardará mis Mandamientos”.

Decía San Agustín: “amas a las criaturas hermosas?, pues Dios es el autor de toda hermosura y es el ser más hermoso que existe. Amas a las personas bondadosas?, pues Dios es la fuente de toda bondad y es la persona más bondadosa y amorosa que existe”.

Pidamos a Dios la gracia de enamorarnos de Él. Jesús decía: “He venido a traer fuego a la tierra y cuánto deseo que esté ya ardiendo”. Ese fuego es el amor que Dios siembra en nuestros corazones y se convierte en amor a Dios, y ese amor irá quemando toda maleza, borrará las huellas del pecado, sanará nuestros corazones.

Podemos hacer actos de Amor, que irán acrecentando nuestro amor a Dios, como una hoguera que alimentada con leña crece y se agiganta.

 

¿Cómo se hace un acto de amor?

Desde el momento en que despiertas al amanecer, hasta el acostarte, puedes hacer actos de amor. El abrir de tus ojos, debe ser también el abrir de tu alma amorosamente en alabanza a tu creador, el levantarte con alegría, así te cueste, la ducha fría, toda incomodidad ofrecida a Dios con amor y alegría y así cada actividad cotidiana puede convertirse en Acto de Amor.

Una compañera de Santa Margarita María le preguntó por qué cuando trabajaba la huerta, y se detenía para descansar  buscaba con la mirada la torre de la Iglesia?, y Santa Margarita María le respondió: "Es por amor a Él"; entones le dijo: "Lo que viene de mi trabajo va por ti, con amor".

Santa Micaela, fundadora de las Hermanas Adoratrices, ponía en un bolsillo de su delantal un puñado de lentejas por cada acto de amor que realizaba, pasaba al otro bolsillo una lentejita; al final del día las contaba para saber cuántos Actos de Amor había hecho. Hoy podemos hacerlo trazando rayitas en un pequeño papel cada vez que hacemos un acto de amor, y así, al terminar nuestro día, hemos de tener un papel lleno de rayitas que se convierten en cuotas pequeñitas para nuestra entrada al Cielo, y que además, hacen nuestra vida más feliz.

Ejercicio Práctico

Desde el amor de Nuestro Padre Celestial, te invito, a hacer constantes actos de AMOR A DIOS; entonces tu vida se transformará: Creceras en Fe y viviras en constante alegria en la presencia del Señor.

Pbro. Luis Duván Perez Aguirre.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

www.fundaciondivinaeucaristia.org