Evangelizar.Entregar la Vida

                                            
Aunque no he vivido en África, a veces les refiero anécdotas de ese continente vividas por un sacerdote que estuvo 12 años como misionero entre los nativos africanos, y con quien compartí durante varios años en una misma comunidad.
 
 
Me contaba por ejemplo que en esos países secos del África es necesario caminar 2 ó 3 kilómetros para recoger agua. Mientras van por el camino con el cántaro ó la olla en la cual llevan el agua sobre la cabeza, van dando de beber a cantidad de gente que la pide por el camino. Reparten no lo que les sobra, sino lo que les hace falta, como la viuda del Evangelio. “Dió más que todos porque dio todo lo que tenía para vivir”. Dan lo que les cuesta sacrificio.
 
Es también el testimonio de Jesús Nuestro Señor, entregar su vida para que nosotros pudiéramos tener vida  y vida en abundancia y esto es lo que nos da: plenitud de vida aquí en el pasar por la tierra, cuando estamos cerca de El y Vida Eterna cuando nos llame al Dulce Hogar.
 Es el testimonio de la Virgen María que aceptó dichosa la propuesta de Dios para su vida, con su expresión  “ yo soy la esclava del Señor hágase en mí según su Palabra”.
Es el testimonio de dos misioneras cuya vida agradecemos y encomendamos hoy a Nuestro Padre Celestial y a la Virgen María, es la entrega de una niña que a sus 15 años por las exigencias del estudio debe renunciar a algunas actividades para poder responder a sus obligaciones y dice a la mamá: “pídeme que deje lo que tu quieras, pero no me digas que deje la catequesis misionera. Ese grupo de niños a quienes enseño el catecismo me necesita”. 
 
Luis Duván Pérez Aguirre Pbro.
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
 
La imagen contenida en este articulo esta regidtrada bajo la licencia Creative Commons: Reconocimiento-Nocomercial.
Extraida de la página web:http://uncatolico.com/imagenes-catolicas/galeria/page/27