La párabola del Sembrador

Jesús habló a sus discípulos en parábolas y también a  nosotros nos habla a través de ellas, pidamos la luz del Espíritu Santo para que nos muestre qué nos quiere decir el Señor a través de esta parábola del buen sembrador.

Pero, si no somos semillas, ni somos sembradores, ¿Qué debe significar esta palabra para nosotros?. Jesús que es bueno y nos conoce explicó esta parábola Él mismo, para que entendamos que la semilla es su PALABRA, ÉL es e Sembrador y nosotros somos el campo en el  que se siembra. Veámos ahora la explicación que salió de los labios de Jesús.

Y tú qué tipo de terreno quieres ser?? Ojalá te propongas a ser buena tierra, con un corazón limpio y puro, aunque ser como los otros terrenos es muy fácil, ser como tierra fértil  es todo lo contrario, esto implica mucho esfuerzo y sacrificio, debes negarte a tus propios caprichos y deseos y hacer sólo lo que agrada a Dios y le hace bien a los demás. Con amor, alegría y mucha dedicación podrás ser un terreno donde la Palabra del Señor da frutos abundantes.

Estas imágenes han sido tomadas de Dibujos para la la Catequesis. Para encontrar estas y otras imágenes visita su sitio web: http://dibujosparacatequesis.blogspot.com/