Oración De Esther

Oración De Esther (Ante una dificultad o pidiendo la protección para una Nación)

"Señor, Dios Rey Omnipotente, en tus manos están puestas todas las cosas; si quieres salvar a tu pueblo, nadie puede resistir a tu voluntad. Tu hiciste el cielo y la tierra y todo cuanto en ellos se contiene; Tú eres el dueño absoluto de todas las cosas; ¿quién podrá pues resistir a tu Majestad? Por tanto, Señor Dios de Abraham, ten misericordia de tu Pueblo porque nuestros enemigos quieren perdernos y exterminar tu herencia. Así Señor, no desprecies esta parte que redimiste con el precio de tu Sangre. Oye Señor nuestras oraciones; se favorable a nuestra suerte y haz que nuestro llanto se convierta en alegría, para que viviendo alabemos tu Santo Nombre y continuemos alabándolo eternamente". (Esther 4,17 ss) Padre Celestial, dígnate librarnos y guárdanos sanos, de todo poder, lazo, mentira y maldad de los espíritus del mal, por Cristo Nuestro Señor. Amén.

ORACION PIDIENDO LA SABIDURIA

(Sb 9, 1-11)

Padre Celestial y Señor de la Misericordia, que con tu Palabra hiciste todas las cosas y en tu Sabiduría formaste al ser humano, para que rigiese al mundo con santidad y justicia. Dame la sabiduría asistente de tu trono Y no me excluyas del número de tus hijos, Pues aunque uno sea perfecto entre los hombres, Sin tu sabiduría será estimado en nada. Contigo está la Sabiduría conocedora de tus obras, Que te asistió cuando hacías el mundo, Que conoce lo que te agrada Y lo que es conforme a tus mandamientos. Mándala desde tu Santo Cielo, Desde tu trono glorioso envíala Para que me asista en mis tareas Y venga yo a saber lo que te agrada. Porque ella conoce y entiende todas las cosas, Me guiará prudentemente en mis obras Y me guardará en su esplendor.
Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo…

ORACIÓN A LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA

Bajo tu amparo nos acogemos, santa Madre de Dios; no deseches las oraciones que te dirigimos en nuestras necesidades, antes bien líbranos siempre de todo peligro, ¡oh Virgen gloriosa y bendita!
Amén.