No a la Mediocridad, el Verdadero Testimonio

 

 

NO A LA MEDIOCRIDAD.EL VERDADERO TESTIMONIO


 

Modas  y otros objetos hacen propaganda al malo.

“Porque el que se avergüence de mí y de mis palabras, de éste se avergonzará el Hijo del Hombre cuando venga en su gloria, y la del Padre, y la de los santos ángeles”. Lc. 9,26

Muchas personas trabajan en ventas y ofrecen sus productos con orgullo, o en las reuniones hablan de diversos temas. Todo esto puede hacerse mientras no vaya en contra de la ley de Dios, pero hay quienes tratan temas y ofrecen productos o se exhiben inmoralmente, en cambio muchas personas consideradas como buenas, se avergüenzan de hablar de Dios; otra forma de negar a JESÚS, es el anti testimonio. En toda la crisis social, tiene que ver la mediocridad, el antitestimonio de los Cristianos.

Hoy se necesitan verdaderos cristianos que se constituyan por su vida y su palabra en auténticos discípulos de Jesús, capaces de defender los valores del Evangelio. Para eso hay que ser cristianos convencidos y amar verdaderamente a Dios, es necesario enamorarse de Dios.

En esta época y en algunas latitudes, muchos mueren porque son evangelizadores, en otras partes solo se les crítica y rechaza; por decir que amamos a Dios; pero aunque ello significara perder la vida, habría que hacerlo, como el testimonio de la primitiva comunidad cristiana; ellos afirmaban que Jesucristo es Dios y ¿qué les costaba a los romanos, con tantos dioses, aceptar uno más?; para los cristianos era el único y verdadero Dios y por tanto  descartaban todos los demás.

¿A quien hemos de obedecer a Dios o a los hombres?

En el libro del Apocalipsis 3,16 hay una expresión dura: “Mas porque eres tibio, y no frío ni caliente, te vomitaré de mi boca”.

Luis Duván Pérez Aguirre Pbro.
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.