Adviento: Búsqueda Activa

 

 

 

“Prepárenle el camino al Señor”

Imagínense una comunidad  que vive en una vereda  donde muchas personas están enfermas y necesitadas. Si el mejor médico se ofreciera para ir a visitarlos y llevarles medicinas y regalos gratis, con una única condición. La señal de que quieren su visita,  que desean recibirlo, es ir encontrando el camino arreglado y esto requiere algo de esfuerzo y de sacrificio. Si lo realizan y reciben al médico, podrán disfrutar de salud y de regalos. Si el camino está lleno de maleza, piedras y huecos es señal de que no desean recibirlo.

Hay quienes se quedan en el lamento de su malestar y no realizan lo que les corresponde hacer; ¿y tú, quieres recibirlo? Piensa en qué debes mejorar y cómo tienes que arreglar tu camino.

El Adviento es el tiempo de la alegre y activa espera.

Los arreglos navideños, las luces, los moños, papeles multicolores y brillantes, las campanitas nos hablan diciendo que lo más importante es preparar el corazón adornado con las virtudes, de la pureza y de amor a Dios, por la obediencia a la palabra del Señor.

Hoy podemos recordar a María caminando hasta un pueblo de la montaña, llevando en sus entrañas a Jesús portador de paz, de sabiduría, de alegría y de amor.

Nuestra existencia debe estar encaminada en un proceso irreversible de transformación como encuentro con Jesús.

Debes  comprender que Adviento no es espera pasiva, debe ser más bien una búsqueda con gran resolución, y dinamismo, dispuestos aún al sacrificio.

Se trata de buscar el más precioso tesoro que es Jesús, y de cuidarlo para que no se pierda  su amor.

Quien ha encontrado El Tesoro, puede disfrutar de Él y llenarse de alegría contemplándolo y repartirlo llevándolo a los hermanos.

Quien contempla a Jesús, verdadero Tesoro, vive en alegría y en paz, recibiendo constantemente bendiciones del Señor, la sabiduría que viene de lo alto, ve realizadas en El las promesas del Señor, los signos de salvación, la fortaleza para evangelizar, la luz para comprender las Escrituras.

“los ciegos ven, los inválidos andan, los leprosos quedan limpios, los sordos oyen, los muertos resucitan”.

Jesús es el verdadero Tesoro, para encontrarlo vale la pena todo esfuerzo, renuncia y sacrificio y vigilar para no perderlo.

 

Luis Duván Pérez Aguirre Pbro

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

La imagen contenida en este artículo esta registrada bajo una licencia creative commons: Atribución-No Comercial-Compartir igual. sacado de la página web:http://laclasederelienmicole.blogspot.com/2012/12/hoy-comienza-el-adviento.html