La Fuerza en la Debilidad

 

2Co. 12,7:

“Un emisario de satanás me apalea y me ha metido una espina en la carne. Tres veces le he pedido al Señor verme libre de el y me ha respondido: te basta mi gracia. La fuerza se realiza en la debilidad. Por eso vivo muy contento en medio de mis debilidades de los insultos, persecuciones, privaciones y dificultades sufridas por Cristo. Porque cuando soy débil entonces soy fuerte”.

 

 

REALIDAD

 

 

Muchas familias y personas participan de realidades duras. Cuando un constructor de barcos fabrica un buque lo hace no para guardarlo sino para lanzarlo al mar, para que resista las tormentas, tempestades, largas travesías; en eso piensa el constructor mientras construye.

¿Cómo fortalecer a los hijos? No solo alimento corporal, sino espiritual, fortaleciendo la fe. El cristiano que asume el Evangelio en serio, debe prepararse para la prueba no de Dios sino del mundo que odia a los que aman fielmente al Señor. Claro que Jesús también nos da promesas: “yo estaré con vosotros todos los días hasta el fin del mundo”.

Como humanos queremos que las persecuciones desaparezcan y podemos pedirlo a Dios, pero también podemos escuchar de Dios aquella misma respuesta “mi gracia te basta”, la fuerza, la paz, el amor, la alegría.

Si quieres encontrar agua tienes que cavar hondo.

Una roca es la morada de un manantial. En un día nublado aunque no veamos directamente el sol porque está oculto tras las nubes, su luz se filtra y sabemos que está allí. Así es la noche oscura; en la dificultad Dios está con nosotros, su palabra y su promesa son suficientes para confiar en El.

Pensemos cuando un niño viaja al lado del papá en un vehículo que entra en un túnel oscuro; a ese niño le es suficiente para no tener miedo saber que viaja con su papá, que está junto a él.

¿Ha aprendido algo muy importante que no haya sido con esfuerzo y sacrificio?

Luis Duván Pérez Aguirre Pbro.
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.