Fue Realmente Resucitado Lázaro en Betania

 


 

La resurrección  temporal de Lázaro sucedió realmente y es símbolo de la resurrección eterna. Jesucristo es un Dios Vivo, Resucitado; hemos de vivir alegres sabiendo que vivimos aquí en la tierra  y que al morir, si hemos agradado a Dios, pasamos a vivir eternamente. No hay que temerle  al morir, sino a vivir alejados de Dios. Para llegar a resucitar para el cielo hay que cambiar de vida ahora, hay que resucitar aquí, es decir abandonar el pecado; el pecado es  signo de muerte. Quien habita en pecado está como muerto y como dice el poeta: “Muertos son los que tienen muerta el alma y viven todavía”.

El pecado hace que el ser humano pierda su libertad. Alguien comentaba: “Al salir de mi casa me encontré una tentación tierna como un oso de peluche;  la entonces la lleve a mi casa, la alimenté y creció y se hizo un monstruo que me mantuvo encadenado durante mucho tiempo”. Así se inicia un vicio  o la esclavitud de cualquier pecado.

El pecado nos roba la libertad y la verdadera paz; es como cuando un pajarito es tomado preso y no puede volar, y “aunque la jaula sea de oro, no deja de ser prisión”.

 

Reflexiona:

 

¿Qué signos de muerte hay en tu vida?

¿Qué tentaciones se acercan a ti, tiernas como un osito de peluche; qué tienes que desechar antes  que te encadenen?

 

Desde el amor de nuestro Padre Celestial te invito a asumir este mensaje con resoluciones prácticas y radicales..c

 

Luis Duván Pérez Aguirre Pbro.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

La imagen publicada en este artículo esta registrada bajo la licencia Creative Commons No modificar-Compartir igual-No comercial, de la página web: www..mallinista.com